Empresas Zombis ¿tienen solución?


Una empresa zombi es una empresa que no logra beneficio neto por un periodo extenso (3, 4 o más años) y, sin embargo, logra continuar operando.

¿Cómo es posible su existencia? La empresa zombi subsiste en las circunstancias actuales dado el bajo tipo de interés de la financiación y la existencia de océanos de liquidez. Cuando se retire la liquidez del mercado y la financiación se encarezca, muchas de estas empresas dejarán de existir.

¿Tienen solución las empresas zombi? La buena noticia es que una empresa puede dejar de ser zombi. La receta no es compleja pero exige el valor de reconocer la situación y la voluntad de cambiar. A grandes rasgos, la receta es como sigue:

  1. Reconocer que la empresa es zombi. No es difícil: más de dos años sin beneficio neto es síntoma de ser zombi o camino de serlo rápidamente. Exige coraje para reconocer que se está enfermo.
  2. De todas las actividades y negocios, identificar aquellos que son rentables o tienen potencial realista de llegar a serlo. Conviene no creerse cuentos de la lechera. Hay que ser honesto en el reconocimiento de qué es rentable y qué no lo es.
  3. Identificar la basura en el activo: qué activos carecen de valor. Es habitual que la empresa zombi no reconozca todas las pérdidas que arrastra. Lo habitual es que haya saldos de clientes que jamás se vayan a cobrar, existencias que serán invendibles y activos fijos que no se sostienen por que es imposible tenerlos a un nivel de actividad suficiente para hacerlos rentables.
  4. Reestructurar la cuenta de resultados para centrarse en lo que es rentable y hacerlo rentable. El nivel de ventas de la actividad rentable debe estar como mínimo por encima del punto muerto.
  5. Reestructurar el balance limpiando la basura del activo y dotando de recursos propios y financiación adecuados.
  6. Enfocarse en vender, vender y vender: siempre dentro del foco de actividad decidido.
  7. Controlar los parámetros del negocio. Hay que vigilar todos los días la tesorería y comprobar que los cierres mensuales de cuenta de resultados y balances son consistentes con una tesorería cada vez más saludable.
  8. Innovar permanentemente: innovar en producto y servicio y más adelante en tecnología y modelos de negocio. Es esencial innovar poniendo al cliente en el centro de atención: no solo escucharlo sino también observarlo.

La receta es sencilla pero hay que tener la valentía de cocinarla desde el inicio hasta el final.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s