XEY: otro día de la marmota


En los últimos días, estamos recibiendo noticias sobre el devenir del grupo XEY que finalmente parece que entra en proceso de concurso de acreedores.

Me está recordando mucho al proceso que siguió en su momento Fagor Electrodomésticos. Y también es muy parecido a lo acontecido en Abengoa y Martinsa-Fadesa.

Desgraciadamente, los trabajadores no tienen razón: XEY no es viable. No digo que haya que “matarla” pero necesita cambios drásticos para que sea rentable y viable: la XEY que es viable no es la que hoy existe.

Desafortunadamente también, aquellos cantos de sirena del 2015 parece que eran una pura excusa para salir en el periódico. No entiendo qué necesidad hay de salir en el periódico cuando queda todo por hacer.

Al lío. He analizado los datos de 2014 y 2015. No tengo datos de 2016. Por las noticias que he leído, la financiación a largo plazo de 18 millones de euros de Xey tenía una carencia que finalizaba este año. Es decir, la empresa tenía que empezar a devolver los créditos a largo plazo en 2017: misión imposible.

Cuando explotan este tipo de crisis, no hay que buscar las causas últimas. No hay tiempo. El momento de las causas últimas es 2015 cuando refinancias y tienes que imaginar la estructura de tu cuenta de resultados y balance para que a los dos años de carencia no te pille el toro. Incidir directamente en los parámetros económicos y financieros es cirugía; no ataca las causas pero permite salvar al enfermo.

Si quieren sacar adelante XEY tienen que conseguir dirigir los parámetros económicos y financieros hacia estas metas y hacerse algunas preguntas:

  • Balance:
    • Vender activos y dejar el activo por debajo de 10 millones de euros. ¿Necesitamos incrementar los activos en 5,3 millones para vender 2,3 millones más? ¿Somos una empresa de rotación de activos de 0,5; de 1 o de 2?
    • Otro punto muy preocupante es el saldo de clientes equivalente a 240 días de ventas. Esto en una empresa que dice exportar y con las leyes españolas en la mano, debería estar en 45 a 60 días. Esto equivale a casi 10 millones de tesorería que darían para pagar puntualmente a proveedores. Preguntas que surgen con esto: ¿A quién estamos vendiendo? ¿podremos cobrarlo todo?
    • Probablemente, capitalizar deudas.
  • Cuenta de resultados:
    • Aunque la empresa ha reducido su punto muerto de 23,5 a 21,1 millones, todavía se encuentra por debajo del mismo. Hay que hacer rentable (muy rentable) la empresa con 19 millones de ventas (o quizás menos, dependiendo de la calidad de las ventas: margen, plazo de pago y riesgo de impago).
    • Reducir gastos de explotación y dejarlos en el entorno de los 2,5 millones.
    • Hay un evidente problema de productividad: ¿A qué se debe la baja productividad de los trabajadores? ¿Es responsabilidad del taller que no sabe producir o es responsabilidad de la dirección que no es capaz de crear y capturar mayor valor vía mayores precios y margen bruto?

Estabilizado el enfermo, hay que salir a conocer el mercado; definir la oportunidad de mercado en la que centrarse y prepararse para crecer.

Y esperemos que los días de la marmota en el futuro no sean como estos que hemos recordado hoy.

Mi sencillo análisis de las cuentas 2014 y 2015 de XEY (en Excel): 2015 XEY Análisis Financiero

Un pensamiento en “XEY: otro día de la marmota

  1. Pingback: XEY: Rentabilidad de activos y rotación de activos | Handitu

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s