Misión Imposible (n): Rescatar Abengoa


En este país, parece que no hemos aprendido nada. La mayor quiebra de España hasta el momento ha sido Martinsa-FADESA. FADESA se fusionó con Martinsa en 2007 y en 2008, al año de empezar la crisis, solicita concurso de acreedores. La empresa estableció un plan de viabilidad que era un “imposiblo” y en 2015 se decide su liquidación tal y como expliqué en “Martinsa-Fadesa se liquida“.

Ocho meses después tenemos el preconcurso de Abengoa que puede multiplicar por tres aquel concurso.

Las cifras hablan por sí solas:

  • Ventas: 7.150 millones de euros
  • Beneficio: 122 millones de euros
  • Total Activo: 25.246 millones de euros

La rentabilidad sobre beneficios es de 1,71%, la rotación de activos es de 0,28 vueltas y la rentabilidad de activos 0,48%. ¿Qué clase de retribución se puede pagar a un activo de riesgo empresarial con esa rentabilidad? ¿Qué crecimiento orgánico puede tener una empresa con ese rendimiento?

Para vender prácticamente lo mismo que el pasado año, Abengoa ha necesitado 3.000 millones de euros más. Lógicamente no han sido producto de su crecimiento orgánico. ¿Quién, en su sano juicio puede prestar dinero a una empresa así?

Quizá no sean completamente comparables pero:

  • GAMESA tiene una rentabilidad de ventas de 3,22% y rotación de activos 0,66; es decir una rentabilidad de activos de 2,13% (nada del otro jueves)
  • VESTAS tiene una rentabilidad sobre ventas de 5,67% y una rotación de 1; es decir una rentabilidad sobre activos de 5,67%, bastante más saludable que GAMESA y, por supuesto, que Abengoa; aunque bastante mejorable.

Por el lado de la venta, para que Abengoa se pareciera algo a GAMESA necesitaría vender unos 17.000 millones. Y no tendría una rentabilidad excelente. Para parecerse a VESTAS, Abengoa necesitaría vender 25.000 millones.

Por el lado del activo, Abengoa debería adelgazar su activo entre 15.000 y 18.000 millones para, vendiendo 7.150 millones, parecerse a GAMESA y VESTAS respectivamente.

Y no hay muchas más cuentas que hacer.

Nota final: permítanme que insista: ligeros de equipaje: la rentabilidad de activos

29/11/2015: Permitidme que añada el siguiente comentario que he hecho en Linkedin a un comentario de un lector y que creo que complementa la entrada:

“Muchas gracias Emilio. El diagnóstico es relativamente fácil. Lo raro es haber llegado a esto. La solución no es rescatar. Se trata de reconfigurar completamente la cuenta de resultados y los activos de Abengoa. En el camino, se perderán muchos puestos de trabajo y se descubrirá que muchos activos no sirven para nada. Esas pérdidas las deberán asumir los accionistas, bonistas y prestamistas; jamás los contribuyentes. Muy triste.”

Un pensamiento en “Misión Imposible (n): Rescatar Abengoa

  1. Pingback: ¿Década perdida o siglos perdidos? | Handitu

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s