Dejar trabajar


Dedicado a todos los que han colaborado o colaboran conmigo.

Los que me conocen bien, saben que soy bastante vago y poco atento al detalle. Si hago algo yo sólo, lo más probable es que no tenga éxito. De montar una mesa de Ikea a proyectos de reestructuración empresarial pasando por la creación de empresas, lo más probable es que yo tenga éxito si me rodeo de un equipo de personas adecuado.

Para que estas personas hagan bien su trabajo conmigo, intento aportar tres cosas: confianza en esas personas, libertad y proximidad.

Si no hay confianza, yo estoy intranquilo y la persona tiene una sensación añadida de inseguridad al no sentir ese respaldo. El futuro puede ser muy incierto. Nadie está obligado a acertar. Nadie puede conocer todos los datos necesarios para tomar una decisión correcta. Sólo podemos exigir que la toma de decisiones de esa persona y su ejecución hayan sido razonables dentro de lo que se podía conocer.

La libertad es fundamental. La persona libre decide por sí misma. La persona libre busca su propia información y decide su propio camino. La persona libre no deja que otros tomen las decisiones que le competen y deja libertad para que quienes trabajan con ella tengan esa misma libertad para decidir en sus ámbitos. En definitiva, deciden lo que tienen que decidir y hacen lo que tienen que hacer dentro de sus ámbitos de actuación y no dejan que sean otros los que toman esta iniciativa.

A las personas que trabajan conmigo intento que sientan que estoy cerca de ellas. Un seleccionador de personal de Decathlon me dijo que yo hacía buenas síntesis, o sea, que era capaz de ver el puzzle y montarlo. Yo hago como que me lo creo y eso es lo que trato de aportar a las personas que trabajan conmigo: una perspectiva de su trabajo y de su contribución; un ámbito de actuación en el que moverse.

En definitiva, trato de dejar trabajar.

PS: serán muy bienvenidos todos los comentarios de quienes habéis colaborado o colaboráis conmigo (igual estoy viviendo en los mundos de Yupi).

4 pensamientos en “Dejar trabajar

  1. Iñigo, me encanta tu capacidad de decidir confiar en tus colaboradores. Porque la confianza es ante todo, una elección.
    Sí que añadiría que construir un reto en común es muy potente para construir un verdadero equipo implicado en conseguir sus objetivos.
    Saluods

    Le gusta a 1 persona

  2. Gran razón, eres un vago ilustre que sabes rodearte de los mejores (modestia aparte, je, je). Y aunque no tengamos pasiones compartidas -futbolísticamente hablando-, si que tenemos pasión por la palabra que más repites en tu Handitu de hoy: por la LIBERTAD. Gracias eternas por tu confianza amigo.

    Me gusta

    • Efectivamente, me intento rodear no sólo de los mejores sino también de los más “salados” aunque no tengan ni idea de fútbol.
      Por otro lado, si no confío en la libertad del Filósofo ¿dónde carajo voy?

      Me gusta

  3. Pingback: Equipos virtuales | Handitu

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s