Tecnalia: Inspiring questions (que no es poco)


Esta mañana he visto que el Director General de Tecnalia retuiteaba lo siguiente:

He pensado que tratándose de una entrada del blog de Tecnalia y retuiteada por la misma Dirección General sería una entrada relevante sobre algún aspecto de la Innovación en Euskadi. Creo que la entrada abre interrogantes interesantes que me gustaría compartir con vosotros.

Esta es mi desordenada y crítica lectura de la entrada “El ROCE hace el cariño“. Pensaba que ROCE iba a hacer referencia a Return On Capital Employed pero no va por ahí. Lástima porque ROCE es un interesante indicador del desempeño de la estrategia. Pero hoy no toca. Vamos al lío.

Una de las primeras afirmaciones es que tanto los centros tecnológicos como las empresas están preocupadas en que “no nos cueste un ojo de la cara innovar”. No estoy de acuerdo. Innovar no es caro. Investigar y desarrollar es muy caro, sobre todo, cuando los resultados no llegan a convertirse en Innovación. De hecho, las innovaciones auténticas son tan rentables para las organizaciones innovadoras que sufragan con creces toda la Investigación y Desarrollo que acaba en nada.

La autora señala que las empresas desean que los centros tecnológicos “sean los mejores en lo nuestro” y que “la ecuación es complicada” cuando se exige al Centro Tecnológico el ser “Bueno y bonito. Y mejor si es además es barato” (cita literal). No se sabe muy bien a qué ecuación se refiere. En todo caso, la ecuación de la Innovación es sencilla y conocida: Innovación = Invención x Comercialización. No es mía. Los que me leéis, sabéis que es del MIT. Innovar es vender un invento como churros (y esta afirmación sí que es mía).

Más adelante la autora afirma: “La transferencia es una actividad clave y crítica para el funcionamiento de los sistemas de innovación”. No estoy de acuerdo. Para que funcione la innovación (y los sistemas de innovación), las actividades clave son Inventar y Comercializar, como fácilmente se deriva de la ecuación del anterior párrafo.

En mi opinión, la Innovación debe ser un proceso de descubrimiento: fruto del trabajo personal de investigación y del diálogo, de la conversación entre inventores, vendedores, usuarios y clientes. El hecho de ser una conversación hace que el proceso no sea lineal sino iterativo.

Y ¿Qué es lo que hay que descubrir? Muy sencillo, pero nada fácil: la relación entre las necesidades de los usuarios y clientes, el rendimiento percibido y los atributos de las tecnologías; y sus correspondientes esfuerzo económico y rendimiento económico esperado.

Diapositiva1

La autora de la entrada sí que identifica uno de los escollos fundamentales para la Innovación: “el salto desde la ciencia a la aplicación comercializable”. Efectivamente y como hemos visto, ésta es una de las claves de la Innovación.

Para dar este salto, la autora escribe que una de las primeras cosas es que “cada uno de nosotros asumamos cuáles son nuestras debilidades y hagamos algo para combatirlas”. En mi opinión, esto va en contra de todo el sentido común. Desde la educación hasta la fusión y alianza de empresas, los expertos están de acuerdo en que hay que trabajar sobre las fortalezas no sobre las debilidades. Los investigadores deben trabajar sobre lo que mejor conocen y donde son expertos; ¿cierto? Pues con las organizaciones pasa lo mismo. El éxito está no cuando combatimos debilidades sino cuando apalancamos fortalezas. La Innovación se puede producir cuando una tecnología excelente se comercializa de manera excelente. En invención, excelente significa conocer el estado de la técnica y tener la creatividad para hacerlo avanzar gracias a buenos inventos. En comercialización, excelente significa poder conocer el mercado de manera original y precisa y prepararse para explotarlo.

Finalmente, la autora de la entrada se pregunta “¿Qué tal si integramos tecnólogos y científicos en las empresas para que mejoren su conocimiento mutuo y detecten oportunidades de colaboración juntos?” pues “se trata de que el puente entre la oferta y la demanda deje de ser un lugar de paso y se convierta en un espacio común”. Y yo me pregunto: ¿Qué es lo que van a integrar: tecnólogos de centros tecnológicos con tecnólogos de empresa? Se aboga porque la oferta (los centros tecnológicos) y la demanda (las empresas) se instalen en un espacio común. ¿Es tan sencillo?

Después de leer el artículo, me surgen nuevas preguntas: ¿La tecnología va del centro tecnológico a la empresa y allí se queda? ¿no va más allá; no va al cliente de la empresa? ¿Qué buscamos en la tecnología: eficiencia o diferenciación? ¿Qué puede significar realmente Innovación=Invención x Comercialización en la RVCTI? ¿Quién inventa qué y quién comercializa?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s