La puta línea de ventas (con perdón).


Lo hemos dicho más educadamente en muchas otras ocasiones: aquí, aquí, aquí  y aquí.

Parece que es necesario decirlo de manera más contundente: sin la puta línea de ventas, no hay empresa.

Si tu empresa está en crisis, fíjate en la puta línea de ventas: o no vendes suficiente o vendes mal o una combinación de ambas. En todo caso, no delegues la acción comercial o la puta línea de ventas te hundirá.

Si tu empresa es de nueva creación, tienes que crear la puta línea de ventas; si no lo haces, date por jodido. En todo caso, no delegues la acción comercial o la puta línea de ventas te hundirá.

Si tu empresa va bien, la puta línea de ventas puede que no te parezca una preocupación. Pero si no sales a la calle, no sabrás cuándo la puta línea de ventas te la va a jugar. Quizá puedas delegar la acción comercial, pero no la abandones o la puta línea de ventas te hundirá.

La puta línea de ventas no se abandona y, en situaciones de crisis o cambio, no se delega. Es responsabilidad del primer ejecutivo o del emprendedor.

La puta línea de ventas no es un trabajo a “tiempo parcial” ni para becarios.

No hay formación adecuada para la puta línea de ventas. La formación no hace milagros. Ir a un curso de ventas no te permite sacar la puta línea de ventas. Uno aprende a vender, vendiendo.

La puta línea de ventas necesita curiosidad, información y orden. La información está en la calle: en los clientes, en los usuarios, en los prescriptores. El orden tiene que ponerlo la cabeza del primer ejecutivo o emprendedor.

La puta línea de ventas necesita trabajo y disciplina. Conseguir información y ponerla en orden es un trabajo constante. Es una máquina que necesita un ajuste permanente.

Cada empresa crea la puta línea de ventas de manera diferente. Las mejores empresas no sólo ajustan su máquina continuamente sino que la mejoran añadiendo detalles que tratan de dejar “fuera de juego” al resto de alternativas.

La puta línea de ventas no sale de la nada. Si el primer ejecutivo o emprendedor no se compromete con la puta línea de ventas, la puta línea de ventas no sale.

En resumen y por si no ha quedado claro, la puta línea de ventas no sólo es la primera línea de la cuenta de resultados; es la primera función indelegable, urgente e importante del primer ejecutivo o emprendedor; desde el primer día de existencia de la empresa hasta el último.

4 pensamientos en “La puta línea de ventas (con perdón).

  1. Pingback: Conseguir leads para la puta línea de ventas | MUNDO 2.0

  2. Pingback: Ventas buenas y ventas malas | Handitu

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s