No es no…¿seguro?


El inicio de esta semana ha sido de noes. Casi todas mis propuestas en uno u otro proyectos se han encontrado con la negativa por respuesta.

Esto es algo habitual sobre todo cuando lo que se propone es un cambio en los hábitos y en las costumbres de las personas.

Como personas, tenemos que aceptar la libertad de cada cual a responder que no o lo que más le convenga a esa persona. Pero eso no significa el final del camino.

Tanto cuando vendía candados como ahora que me toca más dirigir o liderar equipos, una de mis funciones es la de hacer que las personas se muevan. Al cliente potencial hay que moverlo hacia la compra. Al colaborador, hay que moverlo hacia la misión del equipo.

Es posible que ese movimiento que propongo no sea del agrado del otro. No pasa nada. Lo más habitual es que haya movimientos alternativos que sean aceptables para el otro y que ayuden a avanzar.

Si yo visito por primera vez a un cliente, es muy difícil que éste quiera hacerme un pedido inmediatamente. ¿Quiere eso decir que no quiere comprar? No. Solo quiere decir que no quiere o no puede comprar ahora. ¿Qué puedo hacer para que ese cliente se acerque a esa situación en la que quizá me pase un pedido? ¿Hay que enviarle una muestra? ¿Hay que invitarlo a la fábrica?

Casi siempre hay movimientos para avanzar.

Soy de la opinión de que los clientes y las personas quieren avanzar.

Aunque no sea fácil, hay que tratar de adivinar ese paso siguiente que todos podemos y queremos dar y que nos mantiene en movimiento hacia el objetivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s