Tontos esféricos


Tengo un amigo ingeniero que se acaba de jubilar y con el que he aprendido mucho. Ayer me enseñó un nuevo concepto: el de tonto esférico. La esfera la mires por donde la mires se ve igual. Al tonto esférico, lo mires por donde lo mires, se ve que es tonto. No es que se comporte como un tonto en algunos ámbitos pero no en otros. El tonto esférico se comporta tontamente en todos los ámbitos.

La posibilidad teórica del tonto esférico existe como los beneficios de las aplicaciones prácticas del grafeno. Sin embargo, es muy improbable dar con un tonto esférico real.

Y me ha venido el tonto esférico a la cabeza al hilo de una visita de la semana pasada. Estuve visitando una empresa industrial donde su gerente está muy preocupado por las pérdidas acumuladas en los últimos años. Y el hombre está perdiendo sus energías, en mi opinión, haciéndolo todo tontamente.

En primer lugar, está empeñado el hombre en buscar culpables y responsables fuera de sus ámbitos de actuación. Los políticos, la situación económica, las leyes, los sindicatos, todo el mundo, por lo visto, se ha conjurado para hacerle la vida imposible. ¿Qué puede hacer para quitarse a todos estos agentes malignos de encima? Nada. Pero él sigue empleando sus energías en buscar culpables e insultarlos ante cualquiera que escuche sus lamentos. Es una pérdida de energía que no produce nada positivo ni para él ni para la empresa que dirige.

En segundo lugar, este gerente analiza la cuenta de resultados de la línea de compras para abajo. Su acción directiva se centra en comprar barato, en reducir gastos generales, reducir plantilla y salarios y limar céntimos en los lugares más insospechados. El colmo de la irracionalidad es el evaluar a su equipo comercial no por lo que vende sino por lo que cuesta. Para rematarlo, ha decidido no hacer inventario pues es un coste en el que no quiere incurrir. Evidentemente, si no haces inventario es bastante complicado hacer una cuenta de resultados.

A este hombre, el día no le da para más. Curiosamente, su empresa puede buscar clientes y ventas en todo el mundo. Está en un nicho de mercado que le permite vender en cualquier país del mundo un producto de consumo duradero. En los últimos años, sus ventas se han reducido en un 66%.

No conozco a este hombre en otros ámbitos. Pero parece bastante evidente que es un tonto esférico empresarial.

Todas las empresas deben explotar el negocio y explorar nuevas oportunidades de negocio. En una PYME, el responsable de ello es el director gerente. Normalmente, toda la estructura de la empresa está dedicada a explotar el negocio. Si el gerente no explora, si no se vuelca en las ventas, es muy probable que, como sucede con este ejemplo, la empresa comience un lento decline hasta su desaparición.

Eso sí, la culpa no será suya. Será de los empleados, los consultores, los políticos, los sindicalistas, los chinos y hasta del Papa de Roma pero no del gerente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s