Negar la realidad


El papel lo soporta todo. Soporta modelos y planes de negocio basados en conjeturas alejadas de la realidad. Soporta leyes y normas que no reconocen el mundo en el que vivimos ni lo que dice la ciencia y la evidencia.

El papel lo soporta todo y lo utilizamos durante un tiempo hasta que la realidad tozuda se impone. Escribo esto porque en este país en el que vivimos, está muy bien visto que los dirigentes políticos y empresariales se enroquen en sus posiciones hasta que la realidad, como una de esas olas que hemos visto por Donosti estos días, acaba llevándose a esos dirigentes por delante junto a sus proyectos y empresas.

Ayer leía una extraordinaria entrada “Contra la estupidez…y la estafa” en el blog “Nada es gratis” sobre los planes para mal llamar “medicamentos” a los productos homeopáticos. Negar la realidad.

Esta mañana he leído en el Confidencial “Una sencilla multiplicación para saber si te puedes permitir comprar una vivienda” en el que se menciona que “”Cuatro años (de salario bruto) es el estándar (para calcular el precio de una vivienda) que durante años se tomó como referencia en Estados Unidos  y en España … estábamos en ocho o nueve veces”. Aquí negamos la realidad los políticos, los constructores, los bancos, los compradores y los alemanes que nos prestaron.

En España, Rajoy se enroca en su posición contra la independencia de Cataluña. En el Reino Unido, el gobierno de Londres permitirá la consulta independentista en Escocia. Según “The Economist”, es mucho más razonable y realista esta postura que la española. Negar la realidad y crear un excelente ejemplo de “efecto Streisand”.

Por no hablar de la legislación laboral y mercantil de este país que desconoce lo que es el mundo de la empresa y el mercado global en el que hay que competir (incluidos chinos e indios). Se promulgan leyes que niegan y reniegan la realidad para contentar, por ejemplo, a unos sindicatos que como toda organización anquilosada ha olvidado su misión.

En este país, somos especialistas en negar la realidad. Pero ésta es tozuda. Y espero que más pronto que tarde, desenmascare a tanto inculto e ignorante que nos pretende dirigir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s