2014: Año Cervino


Matterhorn

Este año cumplo 50 añitos de nada. Como es número redondo y la mitad de otro más redondo, lo tradicional es hacer o plantearse alguna celebración especial.

Yo, que soy el rarito de mi cuadrilla, me he propuesto tres metas para celebrar mis 50: una personal, otra medio personal – medio profesional y otra profesional. Las tres metas me hacen mucha ilusión y creo que son bastante complicadas de conseguir.

La meta profesional consiste en terminar de reflotar a uno de mis clientes con el que me ha tocado vivir prácticamente de todo, incluido un incendio que destrozó buena parte de la empresa. Este año inauguramos las nuevas instalaciones y espero que podamos alcanzar pronto un nivel de actividad suficiente como para terminar la reconversión e instalar la empresa en una dinámica de crecimiento. La empresa es propiedad de sus trabajadores y espero que pueda seguir siendo su medio de vida en el futuro.

La meta medio profesional y medio personal es un proyecto largamente perseguido con mi socio Julián (@estrategiapi). Como sabéis, estamos empeñados en una “cruzada” a favor del uso de la propiedad industrial como activo fundamental de la empresa. Hemos tenido muy poco éxito. Creemos que la razón es que no predicamos con el ejemplo. Así que este año, queremos poner en marcha un humilde proyecto empresarial de base tecnológica que nos sirva de escaparate y nos ayude a demostrar que una propiedad industrial de alta calidad puede ser la base de un proyecto empresarial de alcance global.

Finalmente, la meta personal consiste en escalar el Cervino o Matterhorn por su ruta normal de la arista de Hornli. Llevo tres meses de entrenamiento, incluidas algunas sesiones de escalada. Para afrontar el reto, contaré con la inestimable ayuda de uno de los mejores montañeros de Euskadi y todo un referente: Felipe Uriarte.

Esta última meta es la menos importante. Lo que importa es el camino a recorrer para conseguirlo. Las otras dos sí son importantes ya que su consecución repercutirá positivamente en la vida de bastantes personas.

He escrito esta entrada porque confío que se cumpla lo que Paulo Coelho ha escrito: “Cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que realices tu deseo”. Eso espero que pase con este año Cervino y las tres metas que me he propuesto.

7 pensamientos en “2014: Año Cervino

  1. Pingback: Una caída afortunada. | Handitu

  2. Pingback: 2015: Año PI | Handitu

  3. Pingback: Despacito y buena letra | Handitu

  4. No habia leido esta entrada (disculpas por las limitaciones de teclado americano). Son unas grandes metas. Me impresionan todas ellas, pero habiendo estado en el glaciar de la base de la montana desde la parte suiza, y habiendo visto fotos de la cima, me impresiona especialmente la personal.

    Me gusta

    • Esa no la he conseguido todavía… Lo que sí hice el pasado año fue la “Spaghetti Runde” pasando por Breithorn, Castor, Parrotspitze, Punta Gnifetti y Zumsteinspitze pero no pude hacer la Dufour.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s