El gato okupa


Ayer por la mañana apareció un gato en el jardín de casa. Limpio, bonito y acostumbrado al trato con personas. No era un gato asilvestrado sino un gato con cierta clase. No sabemos si estaba perdido, si se había escapado por falta de cariño y comida o sencillamente buscaba aventura. Se pasó todo el día en el jardín y, por la noche, como a mi hija Uxue le daba pena, le dieron algo de comida y leche; el gato encantado y Uxue con ganas de que lo adoptemos.

Alguien dijo que las personas quieren las cosas pero no sus consecuencias. Así que para no discutir con Uxue, le he preguntado si quería prepararle todos los días la comida, limpiar su caja y llevarle al veterinario cuando estuviera enfermo. Lo de la comida le encajaba más o menos. Lo de limpiar y cambiar su caja, no le hacía nada de gracia. Tener que cuidarlo cuando estuviera enfermo, le ha acabado de convencer de que no era buena idea el tener un gato en casa.

Uxue tiene 10 años (11 dentro de 8 días).

Lo malo es encontrarte personas hechas y derechas y con capacidad de decisión que actúan de modo parecido. Por ejemplo, directivos que quieren vender más pero que recortan gastos en vendedores o contratan a los más baratos y luego se quejan porque no alcanzan sus metas de ventas. O, peor aun, políticos o empresarios que gastan grandes presupuestos en infraestructuras de I+D que luego llenan de becarios sin experiencia para ahorrarse unos miles de euros al año no contratando a investigadores de trayectoria contrastada. Y el colmo de la estupidez, publicar concursos a precios razonables que después se adjudican con rebajas del 40% o superiores, pretendiendo que las condiciones se cumplan como si tal rebaja no existiera.

Si ahorras en fuerza de ventas, venderás menos.

Si haces grandes edificios y contratas becarios, no tendrás innovación.

Si pagas con un descuento del 50%, no tendrás un servicio excelente.

Si sueltas un martillo, se caerá con alta probabilidad de que te haga daño.

Hay muchas personas pretendidamente adultas que actúan como mi hija de 10 años. No han aprendido que cuando deciden una cosa, también están decidiendo las consecuencias. Aunque éstas no gusten ni interesen.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s