Idiotez y talento


El viernes tuve una reunión atroz. Una de esas en las que crees que el ser humano es fundamentalmente idiota.

Asesoro a una empresa que es propiedad de sus propios trabajadores. Mi cometido es asesorar a los trabajadores en la toma de decisiones que permitan la supervivencia de la empresa. Yo no debo tomar sus decisiones. Debo ayudarles a que ellos las tomen con los mejores datos posibles. Muchas veces las decisiones son tan sencillas como saber interpretar si un número es mayor que otro. El problema es que dependiendo del día y de la hora los criterios varían. A mí se me contrata para que ayude a la supervivencia de la empresa. Pero los socios y trabajadores, a veces, están de acuerdo en que éste sea el criterio principal pero a veces hay otros criterios que priman; el de su propio bolsillo. Aunque esto vaya claramente en contra de su empresa y de su propio beneficio a largo plazo.

En estas situaciones, sientes que las personas no son el principal activo de la empresa. Que lo del talento, es un cuento inventado por los americanos. Que el gasto de personal, es eso, un gasto y hay que tratar de minimizarlo, e incluso, eliminarlo. Y en el caso de muchas personas, esto es muy cierto.

Sin embargo, hoy sábado por la mañana, mis hijas me enseñan el siguiente vídeo:

Y entonces uno vuelve a ser consciente de que el talento existe. Que unos vasos y una mesa no tienen valor a menos que sean utilizados de manera talentosa por cuatro jóvenes. Efectivamente, las personas pueden ser el principal activo de la empresa.

Supongo que la realidad es paradójica. Las personas somos el principal activo y el principal pasivo de las empresas. La misma persona puede crear valor y destruirlo. La persona con talento y principios rectos creará siempre más valor que el que destruye. Desgraciadamente, también abundan las personas con escaso talento y sin principios; éstas pueden ser realmente nocivas para un equipo de trabajo y una empresa.

Los líderes de empresa deben de saber rodearse de personas con talento y cultivar los principios rectos para conseguir que sus empresas creen valor para los clientes, la sociedad y para la propiedad. Tendré que centrar a mi cliente en esto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s