Todas las empresas son negocios comerciales y financieros


Que todas las empresas son negocios comerciales y financieros es una obviedad que muchos emprendedores desconocen.

Nos centramos en la idea, en el invento y descuidamos o directamente ignoramos todo lo demás. Y, sin embargo, todo lo que hacemos tiene consecuencias comerciales y financieras. Positivas o negativas. Una consecuencia comercial negativa es no vender porque, como muy habitualmente sucede, nuestra idea es una solución en busca de algún problema.

Cuando se trabaja el canvas de Osterwalder, la parte más importante es la reflexión cualitativa del modelo de negocio que incluye la segmentación y la idea; la propuesta de valor. Pero la parte cualitativa es incompleta. Cuantificar el modelo de negocio, la parte inferior del canvas, es esencial. No hacerlo supone asumir riesgos innecesarios, malgastar recursos e incluso arruinar una buena idea por una mala financiación.

Uno de los trabajos más complicados para el emprendedor es traducir correctamente, cuantificar, las ideas y acciones a resultados comerciales, económicos y financieros: complicado pero absolutamente imprescindible. En todo equipo emprendedor excelente, tiene que haber una persona que se responsabilice de ello; una persona que continuamente vigile las hipótesis y las consecuencias comerciales (ventas), económicas (cuenta de resultados) y financieras (balance) de las acciones del equipo emprendedor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s